El ‘socialismo especial’ chino

®Tuffí Aré Vázquez/ Pekín, China

Uno de los agentes turísticos que guía estos días en la capital china a la misión de 60 empresarios bolivianos, que buscan ejecutar negocios en la potencia asiática, ha expresado una idea que sintetiza la posición ideológica de un importante segmento de sus compatriotas. “Soy comunista, pero no creo en el comunismo. En China para encontrar trabajo hay que ser comunista”, sostiene el inquieto  joven. La capital del dragón asiático rebalsa todos los días de turistas de las diversas nacionalidades del planeta. Compite por el liderazgo chino con Shanghai, la otra ciudad más poblada del país. La fiebre por los negocios se siente entre las grandes transnacionales que colocan sus marcas en lo más alto de los rascacielos y también entre los humildes ciudadanos que ofertan por 10 yuanes (alrededor de 10 Bs) unos volantines cerca del imponente Nido de Pájaros, sede de los Juegos Olímpicos.
En China hay muchos ricos pero también millones de pobres. La creciente desigualdad es un problema que no resuelve aún el comunismo chino, al que otros prefieren llamar ‘socialismo especial’, por la convivencia de un Estado fuerte y regulador con el modelo que cree en el mercado. La desigualdad se la nota en los ingresos de los asiáticos. Mientras en Pekín y Shanghai el sueldo mínimo de un trabajador llega a 2.000 o 3.000 yuanes (alrededor de 400 dólares), en Guanzhóu y otras ciudades menos influyentes como Fonzhan, un fabril gana un sueldo promedio de 1.200 yuanes (menos de 200 dólares), debiendo dormir y comer en las fábricas donde trabajan, a veces de domingo a domingo. Un funcionario público, un comerciante o un profesional chino también ganan mucho más que un campesino. La informalidad es otro de los fenómenos visibles en algunos mercados, tipo La Ramada, y en las zonas turísticas donde se venden desde frutas en carretillas hasta miles de souvenirs.
Lo que no pasa desapercibido para nadie es la ansiedad china por los negocios. El acoso a los turistas por los comerciantes es inaguantable en algunas de las áreas comerciales y el regateo es todo un arte. Algunos ofrecen productos por 1.000 yuanes y los terminan vendiendo en 100.
Definitivamente, China ya es capitalista, pero también intenta inspirar a otras naciones con su Estado fuerte, que controla todas las empresas. Tiene claro que compite con EEUU, pero no se la ve hostil con la primera potencia. Por donde se camina hay abarrotados locales de Macdonalds, de Starbucks y hasta pretende tener en Pekín su propio Disney.
Estos días nuestros empresarios se ponen a pensar en China si están listos o no para ocupar los pocos asientos que quedan del tren del desarrollo chino, que arrancó con fuerza en el año 2000, tras un periodo de profundas reformas impulsadas desde 1978 por Deng Xiaoping. También cabe preguntarse si el Gobierno de Morales busca como modelo el ‘socialismo especial’ chino o preferirá el comunismo cubano o el nacionalismo revolucionario chavista.

Anuncios

Un combustible para la democracia

Hernán Cabrera M.

Que puede arder, que arde con facilidad. Eso significa la palabra combustible. Y eso tuvimos el domingo 6 de diciembre: la democracia se expandió como se expande el fuego, la democracia nos llegó a todos, a los ciudadanos, a los falsos demócratas, a los políticos, a las autoridades, a los incrédulos. 92% de participación electoral en los comicios pasados. Histórico, importante y altamente revitalizador. ¿Si esto no es democracia, entonces qué será? Los hay todavía aquellos que siguen con la cantaleta del fraude, de los fantasmas venezolanos, y se tapan los oídos y los ojos para no leer la realidad y a sus protagonistas.

Pero también este combustible debe hacer arder los miedos del pasado y las bravuconadas del gobierno del MAS, porque el pueblo decidió y siempre lo ha hecho así resolver sus problemas por la vía democrática. Ni la violencia, ni el enfrentamiento, ni la guerra civil, ni el separatismo, ni el racismo. La fuerza y la alta legitimidad del presidente Evo Morales deben volcarse a la premisa de hacer una gestión gubernamental para todos, sin duda favoreciendo a los más pobres, a los marginados, a los explotados, a los humildes. Ya lo decía Gualberto Villarroel que era más amigo de los pobres que de los ricos. Son tiempos de cambios y hay que acompañar estos procesos. Hoy el ciudadano exige sus derechos, está presente en las manifestaciones, en los cabildos, va a las urnas y vota, interpela a sus autoridades departamentales y nacionales, no se deja engañar tan fácilmente, se inquieta, se preocupa y se cuestiona. Grita y busca su espacio. Opina y se hace sentir a través de los medios informativos. Es un sujeto social que va construyendo su propia ciudadanía. Históricamente la sociedad boliviana no ha mirado de palco pasar los hechos históricos, sino que ha sido parte activa.

¿Por qué esto del combustible? Permítame, amable lector, invadir su espacio para algunas confidencias personales, aunque la introducción nos ubicó en un lugar y un tiempo determinado, como el que ahora estamos viviendo, a 14 días de que concluya el presente año, durante el cual tuvimos la oportunidad de pensar, de repensar y de provocarnos a la reflexión y a la autocrítica sobre lo que estamos haciendo los cruceños, aquejado por una serie de males, dolencias, enfermedades y locuras, y fruto de estos esfuerzos es mi tercer libro: “Combustible filosófico para la vida”, que cumpliendo los estándares de calidad narrativa, interés y de compromiso social es que Editorial La Hoguera lo está lanzando al mercado nacional. “Se trata, de provocarnos a mirarnos por dentro, ver nuestros errores, sentir nuestras debilidades, tocar fondo, levantarnos y mirar de frente, y resurgir como el Ave Fénix. También consiste en ponernos a prueba frente a los miedos, a los tormentos, al dolor, a la muerte, a los prejuicios, a las presiones, a los chantajes, a las cobardías, a las carencias, a las crisis de locura, porque como decía Séneca: “El oro se prueba por el fuego, el valor de los hombres por la adversidad”. Es la propuesta de este aporte, que a partir de mañana estará en las librerías de la ciudad, esperando que usted lo pueda adquirir, el mismo que generará polémicas, rechazos, apoyos, odios, amores.

Un trío de oro para el homenaje boliviano a La Negra

El 4 de noviembre se cumple el primer mes de la partida de la Voz del pueblo latinoamericano. Tres grandes artistas del folclore boliviano han decidido unir sus voces para rendir desde las tierras cruceñas un inédito homenaje a la Cantora de América del Sur. “Gracias a la vida”, “La Maza”, “Cambia todo Cambia”, “Alfonsina”, “Sólo le pido a Dios”, son algunos de los temas más conocidos del amplio repertorio de La Negra, Mercedes Sosa, que serán evocados por Jenny Cárdenas, Zulma Yugar y Yalo Cuéllar.

Los tres músicos nacionales cantarán en el mismo escenario en una noche dedicada a Mercedes y sus miles de seguidores en el país y en el continente. El trío ya ensaya los temas que más admiran de La Negra y llegarán a Santa Cruz de la Sierra a mediados  de noviembre para subirse a las tablas del salón Sirionó de la Fexpo, desde las 21 horas del viernes 13 del  penúltimo mes del año.

La expectativa ya es grande. Jenny Cárdenas resume con algunas palabras lo que siente antes de este inédito concierto.  “Será la mejor manera de expresar cuánto aprecio y cuánto hemos sentido la partida de esta maravillosa y única cantante latinoamericana. Es una iniciativa maravillosa y justa, de quienes tienen una esperanza en un futuro mejor, de unidad y amistad entre todos los latinoamericanos. Este concierto quedará en el corazón de muchas generaciones: Mercedes Sosa es parte de medio siglo de historias y de muchas y diversas generaciones de todos los sectores sociales”, sostiene la famosa artista nacional.

“Su canto ha sido la expresión de nuestra identidad latinoamericana, emotiva, fuerte y valiente”, prosigue. “Personalmente me siento honrada de cantar en este homenaje. Ella vivirá por siempre en nuestros corazones, en nuestros anhelos a través de sus hermosas canciones”, agrega Cárdenas.

La otra gran voz femenina convocada para el homenaje a Mercedes, la orureña Zulma Yugar también está feliz con la iniciativa. “Estoy encantada de compartir junto a Jenny y Yalo este tributo a la Negra, un concierto que significa el dolor del pueblo boliviano, por una voz que nos representó a todos los latinoamericanos”, afirmó, a tiempo de recordar que la conoció al inicio de su carrera en el Festival Latinoamericano de Salta, cuando representó a Bolivia en 1967 como reina del folclore.

Aquella vez Mercedes Sosa actuó con otros grandes del folclore argentino como Eduardo Falú, Jorge Cafrune y Atahuallpa Yupanqui, que hermanaron el canto argentino con el boliviano.

“Durante 15 días escuchamos a Julio Marvis gritando América Canta en Salta. Todavía la recuerdo con su bombo leguero. Años más tarde nuevamente el destino nos juntó en algún escenario europeo. Mercedes representa para mí el canto de libertad de los oprimidos, un canto comprometido. Con mucha justicia Diego Maradona dijo murió la diosa de la libertad”, expresó Yugar.

El 13 de noviembre, en los predios de la Fexpo, desde las 21:00, la gente que amó y recuerda a la Negra podrá volver a cantar sus canciones. Junto a Yalo Cuéllar, Jenny Cárdenas y Zulma Yugar, un equipo de 15 músicos le darán un marco espectacular a este inolvidable homenaje de Bolivia a Mercedes. Las entradas tendrán los siguientes costos: Bs 150 (zona Cantora), Bs 100 (zona Duerme Negrito) y Bs 50, (zona La Maza).Afiche-mercedes-sosa

Tierra de colores, Animal de Ciudad

El cantautor cruceño Ronaldo Vaca Pereira nos presenta un vídeo musical de alta calidad, grabado y producido en EEUU. El “Animal de Ciudad” recorre calles y avenidas muy conocidas de Nueva York, con su guitarra a cuestas. Lo hizo en junio de este año para ponerle imágenes universales a su tema “Tierra de Colores”.

Rostros de todos los colores para representar la diversidad humana. Vale la pena verlo y disfrutarlo. También es justo congratular a Ronaldo por su gran esfuerzo y profesionalismo. Bien por él y por los productores. Bien por Pablo Sánchez, un gestor del gran proyecto Bolivianos Globales.

Ojalá en Bolivia los medios valoren la calidad de esta producción videomusical. Y que los canales al menos le den un pequeño espacio estos días. Que dejen a un lado la tv basura por unos minutos, para mostrar que hay bolivianos con la misma altura de otros grandes valores artísticos extranjeros. Un gran paso el de Ronaldo: felicidades.

La Tuja Digital

www.latujadigital.org
http://www.latujadigital.org

por Nona Vargas Parada

Conozco a Jorge Arturo Lora desde cuando él jugaba tuja  tras bambalinas en el teatro de la Casa Municipal de Cultura, justo cuando debutaba en Casateatro como actor en la encarnación de “Lanza”, un personaje emergido de la pluma de Shakespeare.

Años después coincidimos en el colegio en el que estudiaban nuestros hijos y me compartió sus planes para poder enfrentar la vida. Entre ellos estaba el de la “Tuja Digital”… Confieso que al principio me resultó un poco confuso el tema, porque no me cerraba la idea de enseñar a niños el fascinante mundo de la imagen, pero el relato de “Lanza” se hacía más convincente. En esos días en Microsoft Bolivia se buscaban proyectos creativos para postularlos en un concurso mundial de emprendimientos financiados por la Corporación y el BID.

Tardamos alrededor de 12 meses en presentar el proyecto y seguir los pasos, porque fue la primera vez que ambas organizaciones comenzaban la alianza.  Meses después, para asombro nuestro, “La Tuja” quedó como uno de los 7  finalistas de 198 proyectos presentados. El orgullo sin duda fue muy grande y más grato aun compartir la noticia con Jorge Arturo, quien inmediatamente se dio la tarea de comenzar la aventura a la par de sus actividades actorales.  

Una vez con las reglas marcadas y aclaradas comenzó el juego que involucró a un equipo de jóvenes ansiosos por compartir su experiencia con 80 adolescentes que hicieron de las suyas. Los resultados salieron mejor de lo esperado: videos con historias que  abren la puerta de recuperar la calidad de la televisión local, chicos con otra percepción de la imagen y que tienen muchas cosas por decir a través del soporte audiovisual.

Este año  Jorge Arturo se lanzó por segunda vez a la arena para replicar la aventura de  impactar en la vida de otros 80 adolescentes y enseñarles a sentir los encantos  de la imagen, con menos  presupuesto que la primera vez, que por ahora compensa con el  entusiasmo de su equipo  que compartirá durante 24 sábados en instalaciones de la Universidad NUR. Este centro de formación académica acertadamente apoya la iniciativa de acoger estas 80 almas puras, hambrientas de aprender sobre tecnologías audiovisuales. La inversión no es mucha para el resultado logrado. En ese sentido esperamos que otras organizaciones se sumen a la iniciativa que apenas comienza.

Cabaret, un esfuerzo de Casateatro

n98302556399_5581Algo más de hora y media dura Cabaret, la obra teatro-musical de Casateatro, que reúne a unas cincuenta personas, entre artistas, músicos y asistentes técnicos.

La pieza dirigida por René Hohenstein es la número 50 de su grupo, que cumple 23 años de vida. Es la primera de 2009 y ha sido puesta en escena por acuerdo con Tams-Witmark Music Library Inc. New York, Estados Unidos, que concedió los derechos por $us 3.000 para realizar diez presentaciones en la Casa de la Cultura de la capital cruceña. La inversión se hizo con el valioso apoyo de la Fundación Itos y del empresario Humberto Roca, quien es el creador y primer mecenas del fondo Casateatro.

Cabaret está adaptada del libro de  Joe Masteroff. La música corresponde a John Cander y la letra a Fred Ebb. El público cruceño, que en la segunda noche no terminó de colmar la sala de la Casa de la Cultura (asistieron aproximadamente 200 personas), puede disfrutar de una pieza teatral atractiva, matizada por la música de una orquesta instalada en la parte superior del escenario, que representa a un cabaret típico de la Alemania de los años 30, y al frontis de un precario hotel.

La temática de la obra gira en torno al ambiente previo en Alemania a la llegada al poder del movimiento nazi. Un supuesto escritor americano llega a Berlín con la excusa de escribir una novela, siendo contactado previamente en el tren por un activista nazi, con quien entabla amistad y a quien le imparte clases de inglés.

El bohemio americano se aloja en el hostal de una alemana pretendida por un frutero judío de la zona y conoce rápidamente a una atractiva bailarina de un cabaret, con quien entabla relación amorosa. Hay dos historias paralelas de amor. La del supuesto escritor con la cabaretera y la del frutero judío con la dueña del alojamiento, una solterona que vive del alquiler de sus cuartuchos a gente marginal.

El drama se patentiza cuando la política trunca el matrimonio del judío con la propietaria del hotel. El americano decide marcharse de Berlín tras percatarse de la próxima llegada al poder de los nazis. Termina sin su amor, la cabaretera, que decide abortar un hijo y quedarse en Alemania. Humor y drama se entremezclan en la obra, que es animada por las melodías de la época, interpretada por una orquesta, y las voces de los principales protagonistas de la pieza teatral.

Destacan las actuaciones de los actores montereños Rosendo Paz (maestro de ceremonias), Juan de Dios Castro (el novelista americano Clifford Bradsahaw) y José Castro (el homosexual judío Bobby).

En la actuación femenina sobresalen Nadia Córdoba (la cabaretera alemana Sally Bowles) y Waleska Ortega (Fraulein Schneider, la dueña del hotel). También destacan Jorge Urquidi (el frutero judío), Hugo Francisquini (el nazi Erns Ludwig) y Fernando Gamarra (un agente de Migración).

Resulta igual de importante la presentación de las bailarinas Cecilia Montalván, María Peredo, Mónica Ruiz, Jimena Coimbra y Tatiana Unzueta. Otra actriz destacada en la pieza es Dolly Peña. En un papel más secundario pero interesante es digna de resaltar la participación de Bruno Ruas (marinero) y el debutante Ilya Hohenstein, hijo del director René Honenstein.

La orquesta del Kit Kat Club (nombre del cabaret), la integran: Carlos Benítez (piano), Ray Subiera (batería), Fernando Suárez A. (bajo), María René Luck (saxo alto), Daniel Takano (saxo tenor), Isaac Padilla (trompeta) y Juan Pablo Coimbra (sintetizador). Las coristas son Cecilia Díez de Medina, Claudia Delgado y Laura Albertengo.

Es oportuno destacar el trabajo de la conocida artista plástica Ejti Stih, en el diseño del vestuario, así como el de César Morón (escenografía), Gonzalo Canedo (dirección coreográfica), Vladimir Suárez Arredondo (dirección musical) y Alcides Parejas (dirección ejecutiva). El Instituto de Bellas Artes también realizó su aporte.

La obra teatro-musical seguirá presentándose los próximos fines de semana en la sala de la Casa Municipal de Cultura. La entrada tiene un costo de Bs 100, que vale la pena desembolsar por el esfuerzo de Casateatro de montar un espectáculo inédito para Santa Cruz.