El ingenio Aguaí y la visión de ‘Pily’ Roda

Haciendo honor a su fama de gran emprendedor, el inversionista cruceño Cristóbal ‘Pily’ Roda le ha dado una buena noticia al país y, en especial, al norte de Santa Cruz. Este año comenzará a instalarse el ingenio sucroalcoholero Aguaí, que apunta a consolidar desde el 2012 una producción anual de 100 millones de litros de alcohol, que será destinado fundamentalmente para la exportación.

Conozco a Roda desde cuando ejerció la presidencia del Ingenio Azucarero Guabirá, cumpliendo una brillante gestión en esa importante industria, y puedo dar fe de su ejemplar confianza en sí mismo, de su firmeza, de su talento, de su seriedad, y de su gran capacidad para trabajar en equipo. Sobresale también en círculos empresariales por sus apuestas en proyectos de beneficio social. Ha ayudado al deporte y a la cultura, según me consta.

El jueves pasado, el propio ‘Pily’ Roda me sorprendió con una llamada telefónica para darme la grata noticia, que merece ser difundida por todos los medios. Él venía soñando hace años con este proyecto, que inicialmente se consideró en el directorio del ingenio azucarero Guabirá. Roda propuso llevarlo adelante, pero luego, en esa instancia consideraron que no podían aún ejecutarlo y le dieron la libertad para que él lo desarrolle en forma personal.

Así fue como ‘Pily’ empezó hace tres años a estudiar el emprendimiento, rodeándose, como él dice, de personas y de socios inteligentes. En ese marco, se encaró una inversión inicial bajo propio riesgo para el estudio de factibilidad y de ingeniería. Luego empezaron a realizarse los distintos trámites para terminar en la búsqueda del financiamiento, que acaba de consolidarse el jueves pasado mediante la Bolsa Boliviana de Valores.

En entrevista con Carlos Valverde, Roda relató que había pensado inicialmente en el financiamiento vía organismos como el Banco Mundial y la CAF e, incluso, la banca nacional. Sin embargo, aclaró, afuera es difícil conseguir financiamiento para proyectos en Bolivia, en tanto que cada banco nacional tiene como límite realizar préstamos por hasta $us 18 millones, o sea que era necesario acudir al menos a cinco entidades locales. Por ese motivo, recurrió a la Bolsa Boliviana de Valores, que acaba de oficializar la emisión de bonos y el financiamiento de $us 68 millones, en tanto que un grupo de empresarios cruceños y tarijeños, a la cabeza de Roda, aportarán una inversión como capital y en la parte agrícola del proyecto por un valor de $us 40 millones. 

Roda ha explicado lo que significa el mercado bursátil, que en Santa Cruz aún no se ha desarrollado de manera dinámica, pese a que hay empresas cruceñas que han realizado ya importantes transacciones. Hizo notar que lo que la Bolsa financia es la idea y la tradición empresarial de quienes la proponen, siendo el propio proyecto la garantía del financiamiento.

Recordó que otros empresarios del sur, de la frontera y de Santa Cruz ya habían considerado iniciativas similares, como La Esperanza, pero no encontraron los recursos demandados. A partir de este emprendimiento, es deseable que los inversionistas se lancen a ejecutar sus proyectos, dijo, ya que hacía tiempo no había este tipo de inversiones privadas en Bolivia.  “Nosotros somos agricultores, tenemos la tierra, cultivamos soya y caña y haremos rotación de cultivos. No hay una cadena productiva que genere tanto efecto multiplicador como la caña”, remarcó.

Roda sostiene que el nuevo proyecto apunta a procesar alcohol para el mercado de cosméticos, el farmacéutico, la industria química y la alimenticia. El objetivo es producir 600.000 litros de alcohol por día, es decir 100 millones por año. Con ese fin, se ha previsto cultivar caña en 23.000 hectáreas para destinarlo a esta industria.

La infraestructura será instalada en la población de Aguaí, a 35 kilómetros al norte de la población de Minero, en una zona de alta productividad agrícola con una superficie cultivada de 300.000 hectáreas.

Roda prevé que la fábrica comenzará a  funcionar en mayo de 2012, es decir que quedan dos años para sembrar caña y para montar la industria. El 90% de los estudios de ingeniería ya están concluidos y se estima que los trabajos de instalación de la fábrica comenzarán en abril de este año. “Será un ingenio moderno y es el deseo de que luego se abra el paquete accionario a los productores de la zona, ya que es bueno unir los intereses de industriales y proveedores”, apuntó, a tiempo de expresar su confianza en que este emprendimiento servirá de empuje para las inversiones de otros cruceños.