La lotería de los DT en el fútbol boliviano

Pablo "Vitamina" Sánchez, se estrenó en Bolivia con algunos buenos resultados.  Foto:www.facetasdeportivastv.com
Pablo "Vitamina" Sánchez, se estrenó en Bolivia con algunos buenos resultados. Foto:www.facetasdeportivastv.com

Al filo del torneo Apertura de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano, otra vez se pone en tela de juicio la capacidad de los entrenadores contratados por los clubes. De los doce, apenas tres de ellos (Bolívar, Universitario y Aurora), mantuvieron a los DT que comenzaron la temporada. Los otros nueve los reemplazaron, lo que muestra la inestabilidad laboral de los entrenadores.

Gustavo Quinteros, Eduardo Villegas y Julio César Baldivieso, son los únicos que llegaron a sobrevivir este primer torneo. Los tres primeros clubes en cambiar a sus DT fueron Oriente, Blooming y La Paz F.C. Tucho Antelo se fue comenzando el campeonato, por los malos resultados, Sergio Apaza también duró pocos partidos en la academia celeste, lo mismo que Víctor Barrientos, que renunció temprano a La Paz F.C.

Luego vinieron los relevos o renuncias en los demás clubes. Mauricio Soria se fue de Wilstermann, que disputa el descenso con Real Mamoré, de donde también salieron Gustavo Romanello y Luis Galarza. Este último renunció al equipo beniano por una oferta en el rojo cochabambino. En Oriente asumió Pablo “Vitamina” Sánchez, que luego de un inicio cuestionado, tuvo una levantada y una racha de nueve partidos sin perder con el equipo cruceño. Otro cambio sonado fue el de Víctor Hugo “Copito” Andrada que renunció cuando realizaba un buen papel con el benjamín liguero Nacional Potosí, que es dirigido ahora por Vladimir Soria. En The Strongest, después de largos cuestionamientos se fue el argentino Toresani y llegó el brasileño Sandro Coelho. En Real Potosí asumió Sergio Apaza, que protagonizó una levantada con ese club. El cuarto DT de Real Mamoré (el tercero fue interino) en lo que va del año es Toninho, que sacó algunos resultados positivos.

En San Jósé está el ex bolivarista Luis Orozco, con un trabajo positivo en esta primera fase. El conflicto más llamativo con los DTs en el país lo ha tenido últimamente Blooming, con el uruguayo Repetto, que se resiste a abandonar la academia y amenaza con un proceso por su contrato. Los celestes ahora buscan cerrar con “Copito” Andrada o con Carlos Aragonés, luego de que abortara la contratación de Néstor Clausen.

En todo este escenario de idas y venidas, se suma recientemente la versión de que Eduardo Villegas, uno de los DT más exitosos de los últimos años, estaría a punto de dejar Universitario y se lo menciona como otra opción de Blooming. Julio César Baldivieso tampoco está seguro en Aurora, donde se vive un clima distinto al del año pasado, por los malos resultados en el torneo Apertura. Baldivieso amenazó hace unos meses con renunciar a su rol de entrenador del equipo del pueblo.

Como se ve, los DTs siguen siendo los primeros fusibles de los equipos cuando no hay buenos resultados. Ni siquiera Eduardo Villegas se salva de la inestabilidad y en este momento tiene un futuro incierto. Los únicos que parecen haber salido ilesos de este torneo son Gustavo Quinteros, “Vitamina” Sánchez, Félix Berdeja, Sergio Apaza, el profesor Orozco, de San José y los que acaban de asumir. Es decir, Sandro Coelho, en The Strongest, Vladimir Soria, Nacional Potosí, Toninho, Real Mamoré, y Luis Galarza, Wilstermann, aunque nadie sabe hasta cuándo.

Si se revisa la lista de entrenadores de este año, no hay grandes revelaciones y los rostros rotan de un equipo a otro. Tan sólo “Vitamina” Sánchez figura como la novedad más sobresaliente en cuanto a renovación. También parece ser una sorpresa interesante al dirigir en primera la de “Copito” Andrada, quien ascendió a Nacional Potosí. De los primerizos, fue penoso el debut de Gustavo Romanello, en tanto que no hay mayores sorpresas con otros ya experimentados como Vladimir Soria, Luis Galarza o Mauricio Soria.

Los que parecen estar consagrados son Eduardo Villegas, Gustavo Quinteros y Sergio Apaza, pese a su mal paso por Blooming. Resta esperar la consolidación de Félix Berdeja, Luis Orozco y Julio César Baldivieso. Otros como Víctor Hugo Antelo y Mauricio Soria se hallan por ahora desempleados.

En definitiva, los clubes parecen estar más convencidos de recurrir a las caras conocidas, por más que tengan trayectorias irregulares, apegándose más a la filosofía del “más vale lo viejo conocido que lo nuevo por conocer”, ya que, con los bajos presupuestos, es cada vez más improbable que algún club se arriesgue a invertir en un DT de prestigio de exterior, sobre todo de Argentina y Brasil. El año pasado hubo malas experiencias con DTs extranjeros que llegaron a hacer sus primeras armas al fútbol boliviano (pagaron mayormente las consecuencias Bolívar, The Strongest, Oriente y Guabirá). Por ahora, los entrenadores nacionales aventajan a los foráneos, tanto por el precio de sus contratos como por el conocimiento que tienen del medio, no necesariamente por capacidad. Por lo demás, de un tiempo a esta parte contratar un entrenador de fútbol se parece más a comprar un boleto de lotería. A veces se acierta y otras no. Si no mejora la oferta, se seguirá en picada. Eso pasa por mayor capacitación del elemento nacional o por realizar mayores apuestas de inversión para traer entrenadores del exterior con experiencia, capacidad y trayectoria comprobada, que puedan venir a aportar y desarrollar más este deporte en el país.

Anuncios

Siguen siendo “Los Mismos”

Foto: Andres Unter
Foto: Andres Unter

por Vanessa Canudas

 

Son “Los Mismos”  pero bien podrían llamarse “Los Propios” o mejor “Los Propiangos”. Qué grato fue asistir el fin de semana al show de Pablo Fernández y Sebastián Moreno. Grato porque realmente se sintió el cariño que los cruceños tienen hacia este dúo de buenos humoristas, y también grato porque el cine René Moreno, hoy convertido en teatro, vuelve a ser una alternativa para la cultura en Santa Cruz.

Ocurrentes, pícaros,  sencillos, sin poses, y talentosos a morir, Pablo y Sebastián deben estar más que satisfechos al ver que llenaron todas las funciones que presentaron el fin de semana. Es que los cruceños, sus seguidores, tienen un cariño especial por estos dos chicos que han sabido meterse al bolsillo al público sin mayores secretos: simplemente mostrando con humor cómo somos los bolivianos, y con especial énfasis cómo somos los cruceños.

Talibanes indígenas que quieren tomar el control del aire boliviano, una nieta modernísima y una abuela que parecía sacada de un cuento, dos niños en medio de un acto escolar por el Día de la Madre,  y dos cambas viejos que recuerdan lo lindo del Carnaval de Santa Cruz de antaño fueron algunos de los sketchs con los que “Los Mismos” se robaron las carcajadas de grandes y chicos.

Un buen show, con ellos dos como grandes protagonistas y con el cantante Andrés Barba como invitado. Tres jóvenes talentos -que hacen todo el show- made in Santa Cruz a los que debemos aplaudir y felicitar.

Siguen siendo los mismos que pasearon su buen humor por las tablas de Chaplin Show y que luego llevaron su talento a la pantalla chica. Siguen siendo los mismos que le dan alegría a esta linda ciudad…