Adiós al rey del pop

Foto: www.msn.com
Foto: http://www.msn.com

Por Roberto Marcelo Vera

Para quien no vivió los 80´s y la primera parte de los 90´s la muerte de Michael Jackson no tiene la misma trascendencia que para los que crecimos en esas décadas. Para muchos es un shock ya que gran parte de nuestra memoria estuvo impregnada de su talento.

Sin duda alguna Jackson es una de las figuras más significativas de la cultura popular a nivel mundial. Son muy pocas personas las que alguna vez no intentaron el “moonwalk” en una disco, ya sea para impresionar o hacer el ridículo, es difícil encontrar, aunque muchos lo negarán a muerte, alguien que no haya usado la formula “mocasines negros, medias blancas y pantalón más corto de lo normal”, y esas son sólo un par de muestras de la presencia de Jackson en la cultura pop.

¿Cómo “descubrí” mi fanatismo por Jackson? En los albores de los 80´s.  Justo en momentos en que discos como “Off the wall” y “Thriller” sepultaban de sencillos exitosos la programación de las FMs de todo el mundo yo estaba, como todos, bastante familiarizado con el lado “groovy” del rey del pop.

Cierta noche que tenía la radio como única compañía, una de esas radio/grabadoras viejas con una casetera al centro y 2 parlantes a los costados, sentado en el portón de mi casa empezando a fumar, escuché que el locutor presentaba una canción de nombre “Human nature”, compuesta por un miembro de Toto, Steve Porcaro, incluida en el álbum “Thriller”.

¿Quéeee? ¿El hiperkinético bailarín tenía un lado sensible? ¿Michael Jackson cantaba un lento? Quedé tan impactado por el tema que al día siguiente nuevamente lo pedí a la radio y con “intro” de locutor y todo lo grabé, después me puse a investigar si existían más de estas joyitas y definitivamente sí.

Es más, una de las características de los Jackson Five, grupo original de Michael y sus hermanos, eran las impresionantes armonías vocales, marca registra del Rhythm & Blues del sello Motown. Por ello Michael también era un increíble intérprete de baladas y así fue que conocí “One day in your life”, “Ben”, “man in the mirror”, entre otras.

Con el paso de los años y mi paso por varias estaciones de radio como presentador (disc-jockey le dicen) me fui topando con los nuevos discos de Jacko y a pesar de tener mis piezas de discotecas favoritas (“Off the wall” y “rock with you”) siempre me llamó más la atención su lado melódico.

La discografía del artista seguramente será tema de muchas reseñas, así como también su calidad como intérprete y compositor, y si esta calidad decayó con el paso de los años. Tampoco me interesa juzgar si su vida privada fue un exceso de la fama o cualquier otra cosa.

La única razón por la que hoy quiero rendirle un homenaje a Jacko es porque con él se va una parte de mi propia historia, recuerdos de una época mejor en la que los músicos eran o buenos o malos, un tiempo en el que comprabas un disco y la mayoría de las canciones eran estupendas, una época en que conquistabas a esa chica bailando un lento y no “verseando” por el messenger , un tiempo en el que Terminator no tenía corazón y sin embargo era bueno, cuando usaba los botines nike con velcro, la época en que la radio ponía buena música, y si algún rato sentías que no podías estar más triste ponías “One day in your life” y descubrías que sí se puede. Hoy mi sensibilidad pop está de luto, porqué ya está quien encajo mejor en el denominativo de rey del género. Ahora Jacko comparte escenario con nombres inmortales como Elvis, Johnn, George, Miles, Freddie y otros.

Sin embargo me queda esta pequeña muestra de un talento único y de un artista tan increíble que logra transmitir la energía de su baile un una poderosa balada… Thanks for the music Michael: http://www.youtube.com/watch?v=BjywI7nc_PQ.

Anuncios