El periódico El Nuevo Día cambia de dueño

Alfredo Leigue, último dueño de El Nuevo Día
Alfredo Leigue, último dueño de El Nuevo Día

Una vez más, el diario El Nuevo Día estrenará en los próximos días propietarios. En las pasadas semanas se concretó la venta por parte del empresario Alfredo Leigue Urenda del 100% de sus acciones en esta empresa periodística a un nuevo dueño, posiblemente de origen cruceño, según se conoció extraoficialmente.

En las próximas semanas se haría el registro de la nueva compañía que se hará cargo de El Nuevo Día en Fundempresa. Se supo que el flamante propietario de las acciones del medio impreso es cruceño y comparte la línea editorial de defensa de la demanda autonómica, impulsada por su último dueño, Alfredo Leigue Urenda.

El propietario de la Imprenta Landívar y de la revista Cash se hizo cargo de la estructura propietaria de El Nuevo Día hace dos años, cuando compró al grupo español Prisa el 100 por ciento de las acciones. Leigue era antes dueño del 20% de La Razón y entregó esa su parte a cambio de todo el paquete del diario cruceño, más un monto en efectivo para conseguir el 100% de las acciones de la empresa ubicada en la avenida Cristo Redentor.

Ese medio fue fundado inicialmente por Luis Gutiérrez Dans con el nombre de El Día. Luego pasó al empresario Raúl Garafulic, quien formó una sociedad con Nancy Eklund para el lanzamiento de El Nuevo Día. Posteriormente Garafulic transfirió sus acciones al grupo español Prisa, también dueño de la red ATB y La Razón.

Finalmente, Prisa vendió el 100 por ciento de El Nuevo Día a Alfredo Leigue Urenda, quien habría ejecutado la reciente transferencia del total accionario a un nuevo propietario, cuya identidad se mantiene en reserva. Se conoció que posiblemente el accionista mayor de este medio estaría vinculado a emprendimientos televisivos, aunque la versión no fue confirmada.

En el diario La Estrella del Oriente se anunció este sábado que el ex líder cívico Branko Marinkovic es el propietario de El Nuevo Día. Hace meses que se difundió el rumor de que el ex presidente del Comité pro Santa Cruz y destacado industrial aceitero sería dueño del referido periódico. Sin embargo, es sólo un trascendido sin confirmar.

Lo que sí es comprobado es que el empresario Alfredo Leigue mantiene una relación de amistad muy íntima con Marinkovic, quien fue su compañero de curso. Tras vender sus acciones en El Nuevo Día, Leigue encararía nuevos proyectos comunicacionales. Una de sus ideas seria incursionar en un emprendimiento en el área de la red internet. También mantendrá su actividad en la imprenta Landívar, una de las más grandes del país.

Anuncios